jueves, 22 de marzo de 2018

Sólo son ganas de llorar




El asalto

Cuando el dolor regresa,
de improviso,
y te asalta en el umbral de la nostalgia
y encañona tu sien contra el recuerdo
sabes bien que sólo puedes claudicar.

Son sus manos
las que hurgando en tus bolsillos
te devuelven viejos fríos del pasado.
Y el silencio deja paso a otro silencio
hasta que el dolor se aleja del lugar.

Sólo entonces
cuando el dolor se aleja,
te atreves a mirar en los bolsillos
y sientes una súbita vergüenza
y no aciertas con la llave en el portal.

Y de nuevo,
te impones la distancia,
la lógica febril, la compostura.
Y lo llamas cordura o equilibrio
cuando sólo son ganas de llorar.

Anay Sala: Medidas cautelares. Rúbrica Editorial, Barcelona, 2012

10 comentarios:

  1. Me ha encantado tu texto, como la nostalgia se abre paso en la vida y sucumbimos a ella, hasta que el tiempo la deja a la vuelta de la esquina, hasta la próxima vez.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá fuese mío!
      Yo también conecto con los poemas de Anay Sala, puro sentimiento.
      Gracias por acercarte y comentar, Lunna.

      Eliminar
  2. La belleza de la poesía.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La belleza nos conmueve. Es así.
      Bicos!

      Eliminar
  3. Muy sentimental te noto últimamente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intuyo que echas de menos más carne por aquí 😂.
      Pronto, pronto.
      Bicos

      Eliminar
    2. Entendemos que era Coresma; pero xa estamos na resurreción!!

      Eliminar
    3. Moita resurrección necesita algún (cadaquén que a aplique á parte correspondente)

      Eliminar
  4. Hermosos versos.
    Gracias por traérnoslos hasta aquí.
    Feliz finde
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!
      Feliz finde para ti también.
      Besotes!

      Eliminar

Tu opinión me interesa. Es tuya.