miércoles, 12 de junio de 2013

Ego sum...



Lo intuyó la primera vez que se deslizó por el tobogán doble y se le vieron las bragas de ganchillo con lazos rosas, y Luisito, dos años mayor, se paró en seco, se quedó pasmado mirándola  y le alcanzó un balonazo en la cabeza.


Lo pensó cuando estrenaba un biquini azul turquesa y Toni dio una voltereta hacia atrás en la piscina sin apartar sus ojos de los triángulos azules y chocó con Dani, que salía en ese momento a la superficie.


Lo supo el día en que con una sola mirada lanzada como un dardo sobre Pablo, éste frenó en seco y se ofreció a llevarla en la moto hasta la facultad.


Ahora es algo confirmado. Lo sabe, es cierto, aunque sólo para él se ponga el atrezzo. Su mente lo es. Y con su sola mirada, éste –como otros antes-  se arrastra a sus pies para lamerle los zapatos. Y él obedece gustoso, porque ella es una dominans mulier, una Dómina. Y a él nada le pone más en el mundo que acatar sus órdenes, órdenes que ella no necesita susurrar, órdenes que su esclavo acata sin preguntar, sólo por la fuerza de su mirada.

Es una dómina en su mente. Lo sabe. Sólo le queda por comprobar si también su corazón lo es. Pero duda. Por si acaso, lo tiene atado con doble nudo en la caja de su pecho. Que obedezca él también, cor rebelle, que se incline, que la reverencie, que sepa quién tiene el mando, el control, la autoridad y el dominio.

Dominans mulier

Uol

8 comentarios:

  1. Anónimo13/6/13 9:02

    Te lloverán lectores dispuestos a adorarte, si duda. Hay quien tiene ese poder, sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido anónimo, mis supuestos lectores son muy listos y no se creen todo lo que escribo jajaja y más que adorarme, quieren darme unos azotes por listilla jajaja

      En todo caso, ya ves que aunque mi mente viva y se vista encuerada, tengo el corazón engalanado con ropaje de puntillas y asi... así no se va a ningún sitio, glub!!
      Saludos!

      Eliminar
  2. Bragas de ganchillo con lazos rosas???
    Dios, prefiero no imaginar....

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, ¡diablos, Amowhor, menuda carcajada me has arrancado!!
      No imagines, no... jajajaja

      Eliminar
  3. Por muchos nudos con que se ate, nunca dejará de latir (afortunadamente, afirmo).
    Aunque a veces, la mens domina se empeña, cargada de razones, a hacerlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, todo está en la mente, hasta la voluntad de amar. O de que el corazón lata.
      Saludos

      Eliminar
    2. Lamento contradecirle, Miss Uol; Estoy de acuerdo con el anterior comentario.
      El corazón late y ama por sí mismo, independiente de la voluntad de nuestra mente.
      Esta quizá pueda, no sin gran esfuerzo, atar, encerrar, dominar e incluso silenciar por un tiempo lo que el corazón sienta pero, a poco que éste respire, vea un rayito...
      Ah! Pobres de nosotros si la voluntad de amar también estuviera en nuestra mente!

      Eliminar
    3. ¿Es usted el anónimo de más arriba? Es que una nunca sabe cómo dirigirse a un anónimo.

      No lamente contradecirme. Que usted y yo y algunos más no sepamos dominar a nuestro corazón rebelde (cor rebelle), no significa que no existan personas que digan "de éste/a me voy a enamorar yo, porque me conviene".
      Y desde luego, la mente puede decidir dejar de amar, eso sí. Aunque cueste.
      ¡Buen día!

      Eliminar

Tu opinión me interesa. Es tuya.