lunes, 16 de marzo de 2015

Despliego mis velas


A las puertas del instante estoy.


Música: Sin llaves by El último de la Fila

SIN LLAVES
La vida que espero y esperaré
a la sombra en el oasis que me inventé.
Como el sabio en las cumbres del saber,
soy alga en el mar de la calma.
Soy tabla de mi propia salvación.
Me quiero y me protejo de mi misma voz.

Llévame -con mi corazón yo suelo hablar-,
donde reine un tibio sol,
a la luz de una espiga donde calentar
mis pies descalzos,
o quizá donde andar.

Quien duda, no espera
remanso en el agua fiera.
Qué pienso, si siento
anhelos del sentimiento.
Mi risa, mi tiempo,
que crezcan ansiosos por enamorar.

Llévame, con mi corazón yo suelo ir
al lugar donde nací,
a buscar caracolas al fondo del mar
que inunden mi paladar.

Despliego mis velas, que hay que partir.
Ahora canta el jilguero junto al rosal.
El alma remonta, quiere volar.
Hoy es un gavilán en celo.
Candiles de aceite habrá que encender,
pintores holandeses mis manos mancharán.

En este altar antiguo que levanté
a lo alto de mis horas quiero subir,
como polen nuevo me quiero esparcir
en un total abandono.
Candiles de aceite habrá que encender
sin llaves, a las puertas del instante estoy.

 Música: Sin llaves by El último de la Fila

 

8 comentarios:

  1. Un gusto musical exquisito has tenido Uol.
    Beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-)

      Una letra de quitarse el sombrero.
      Bicos

      Eliminar
  2. No está entre las canciones de "El Último..." que he escuchado y tarareado cientos de veces, pero coincido con vosotros, exquisita la letra y exquisito tu gusto al seleccionarla para traérnosla hasta aquí.
    (Voy a escucharla otra vez, me he distraído escribiendo y no he podido escucharla bien, je je )
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escúchala, te gustará cada vez más.
      Bicos

      Eliminar
  3. En el 97 solía escuchar de vez en cuando este disco en mi walkman, en una cinta de cassete. Me relajaba. Mi canción preferida de ellos era "Las hojas que ríen". Me evocaba los mismos ambientes que las "Rimas" de Bécquer o el primer libro de "El señor de los anillos", cuando se lanzan a viajar a pie por parajes naturales espectacularmente descritos, y conocen a Tom Bombadil.

    Por entonces estaba haciendo la mili, y la mayoría de mis compañeros eran muy fans de Camela, Alejandro Sanz, Ella Baila Sola, y, por el lado positivo, Extremoduro. También se escuchaba mucho pasteleo bakala. Era muy chocante escuchar todo ese rollo de la virilidad militar, y ver lo que había, todo aquel tráfico de cintas de Camela, Alejandro Sanz y ese tipo de cosas. Al menos, para mí era chocante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He tenido que escuchar la canción, no la conocía. La voz de Manolo García es inconfundible, ¿verdad? Nada más caracterizador que una voz y un estilo, y él tiene ambos. Muy íntima también esa canción, me gusta.

      Jajajaa, lo de rollo de la virilidad es el que os echaban ¿no?, mucha ética castrense y pecho fuera y después... jajajaja ok ok, no voy a hacer un chiste fácil. Pero me vino a la mente aquel chiste o película donde un mariquita en la mili limpiaba los zapatos de su teniente (por decir algo) cantando coplas todo sonriente y con mandil de volantes. Lo mal que lo tuvieron que pasar oyendo barrabasadas, uf. Ésos sí que fueron héroes.

      El gusto musical de la mayoría... es penosa, pero en el cesto va de tó jejeje Y supongo que así debe ser. Lo descorazonador es cuando lo vulgar toma el mando, ahí nos vamos al carallo. ;-)

      Un gusto leerte, Cristian, como siempre.

      Eliminar
    2. Bueno, es descorazonador cuando sales por ahí en busca de un lugar donde pinchen algo distinto, y casi todo es reggaeton y 40 Principales. Pero ¿Hasta qué punto es criticable? La mayoría de la gente prefiere no ahondar en ello, no le dan tanta importancia a la música, y están en su derecho. Hay muchos ámbitos hacia los cuales orientar las inquietudes. Mi hermana se sacó la carrera estudiando mientras sonaba de fondo la radio. Al no ser una música interesante, tampoco distrae, supongo. Si tampoco la odias, hace compañía, imagino. Y yo mismo, a veces, tiendo a escuchar canciones mainstream de mi infancia y adolescencia, tipo Europe, Meat Loaf, Van Halen... y tengo aversión hacia tipos de música que no me parecen realmente malos, sino que me disgustan por otros motivos, sea porque tiendo a preferir lo instrumental a lo cantado, o porque el sonido de algunos instrumentos me tira mucho más que el de otros.

      Me he acordado de un momento curioso durante el cumpleaños de la novia de un amigo. Algunos de sus primos estaban tocando la guitarra y los demás cantábamos. Había folios con letras de canciones. Entonces, a uno se le ocurrió que la letra de "Mediterráneo" de Serrat, encajaba perfectamente con la melodía de "La flaca" de Jarabe de Palo. Sonó muy chulo.

      Eliminar
    3. Al final, la música es evocadora y motivadora.

      No mem imagino esa mezcla ;-)

      Eliminar

Tu opinión me interesa. Es tuya.