viernes, 7 de noviembre de 2014

Am I Wrong?



Todos los días surge el asombro de saber que me equivoco.
Todos los días fantaseo con planes que no cumplo, lo divertido es imaginarlos, ni siquiera me planteo realmente llevarlos a cabo.
Todos los días me acuesto diciendo te quiero.

Algunos días descubro que no estaba tan equivocada, que pasan semanas, meses, hasta años, y el bien realizado vuelve a tu orilla como ofrendas marinas cuando ya ni te acordabas. Ese gesto, aquellas palabras, un beso, las sonrisas, los abrazos, consejos, mensajes, ejemplos. Cuando descubro que han germinado, crecido y que ahora me ofrecen sombra, me emociono con renovado asombro, me maravillo ante lo inesperado, ante lo ya dado por perdido, olvidado en la maraña de la vida, aquello tan amado y soñado, tan deseado.

¿Estaba equivocada por querer alcanzar cosas que no puedo ver? Ahora sé que no.
Aunque no ignoro que nunca llegan cuando lo deseamos. No, no es tarde, es otro momento. Pero igual de importante.

El pasado me devuelve la sombra del arbolito que un día planté, las sonrisas que regalé, el cariño que di y repartí con generosidad. Ahora. Y nunca es tarde. Es otro momento. No importa que refugiarme a su sombra ya no forme parte del presente, ya desvanecidos los planes que un día soñé. No importa. Me siento bien intentando alcanzar las cosas que no veo.

Uol 

Vídeo de Am I Wrong? de Nico &Vinz , subtitulada en español.

9 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Algún día, te contaré un secreto :)

      Eliminar
    2. Los secretos no se cuentan... porque dejan de ser secretos. ;)

      Eliminar
  2. Es para que deje de serlo...

    ResponderEliminar
  3. Hola, Uol.

    El sueño es la humedad de la vida. No alcanza. Podría valer la pena.
    La vida humana ha sido la de la diversión con ello. Incluso si estaba sufriendo.

    Tener un buen fin de semana. Un abrazo. Desde Japón, ruma❃

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por acercarte por aquí, Ruma!
      Buen fin de semana para ti también.

      Eliminar
  4. A pesar de las muchas ingratitudes con que la vida nos abofetea a diario, los retornos a nuestro cariño, aunque sean menores en número se hacen y nos hacen sentir grandes cuando nos llegan y compensan con creces (o nos hacen olvidar) las amarguras de quienes olvidan cuánto les dimos sin sisuiera un gesto o un gracias.
    Buen domingo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Vlixes, y lo más satisfactorio es sentir el propio asombro y ese íntimo reconocimiento de pensar, al menos por un ratito, que uno obró bien, que estaba en lo cierto. Y los cariños, la verdad, simpre son gratificantes.
      Un beso y feliz domingo.

      Eliminar

Tu opinión me interesa. Es tuya.