lunes, 21 de enero de 2013

Derrota

LA CIUDAD
(1909-1ª versión,1894)

Dices "Iré a otra tierra, hacia otro mar
y una ciudad mejor con certeza hallaré.
Pues cada esfuerzo mío está aquí condenado,
y muere mi corazón
lo mismo que mis pensamientos en esta desolada languidez.
Donde vuelvo mis ojos sólo veo
las oscuras ruinas de mi vida
y los muchos años que aquí pasé o destruí ".
No hallarás otra tierra ni otra mar.
La ciudad irá en ti siempre. Volverás
a las misma calles. Y en los mismos suburbios llegará tu vejez;
en la misma casa encanecerás.
Pues la ciudad siempre es la misma. Otra no busques
          -no la hay-,
ni caminos ni barco para ti.
La vida que aquí perdiste
la has destruido en toda la tierra.


(K. KAVAFIS)


Gálata moribundo


Música: Preludio y danza de Javier Paxariño.

12 comentarios:

  1. Anónimo21/1/13 9:24

    Cómo me sorprende que me traigas nada menos que a Kavafis.

    Tu anónimo indistinguible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te sorprende? Entonces voy a sorprenderte mucho. Nunca el agua pasa dos veces por el mismo sitio. Si esperas de mí lo esperable errarás. O no. ¡Quién sabe!
      Saludos!

      Eliminar
    2. La sorpresa es buena, y el agua caprichosa. Nada espero, sólo celebro que esta mañana me llegara ese viejo y admirado poema de Kavafis. Algún día te devolveré la sorpresa con algún poema de algún otro. Disfruto, sencillamente, de lo que haces. Un saludo.

      Eliminar
    3. En la etiqueta Foráneos voy deslizando emociones ajenas que me llenan.
      Soy toda oídos. Cuando gustes!

      Eliminar
  2. Quizá no deba de momento, pero te haré llegar poemas que me hagan sentir que pueden gustarte. Me gusta esa idea, para no ser anónimo sin mas. Llámame Foráneo. Seguiré acudiendo aquí.

    ResponderEliminar
  3. Otro grande, que parece que tuvo que morir para que se descubriesen sus letras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Gracias por sorprendernos cada día, por obligarnos a reflexionar, incitarnos a pensar, a entrenar ese músculo tantas veces dormido que albergamos bajo el pelo.

    ¿Quién puede afirmar que no es,o ha sido en algún momento destinatario único de estos versos?
    Grande Kavafis, Grande Uol por regalarnos hoy tan grandes palabras suyas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no hago nada, Vlixes, todo lo hacen las palabras del autor. Cuando nos faltan las propias, hay que acudir a otros que han sabido expresar con sus palabras lo que nosotros no sabemos explicar.
      Besos.

      Eliminar
  5. Sin palabras, todavía estoy pensando...
    "La vida que aquí perdiste, la destruiste en toda la tierra"
    No hay a dónde ir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poema es pesimista, es cierto. Tengo mis momentos. Pero pienso que la ciudad de tus emociones está donde uno planta su corazón. Y las semillas las lleva el viento.
      Sí hay a dónde ir. La ciudad soñada está dentro de ti. Esa nadie la puede destruir. Se derrumba y se levanta. Y siempre es distinta, por suerte.
      Bss

      Eliminar
  6. Es que la vida pasa y no vuelve...
    Estoy de acuerdo en volverse dentro de sí. Meditar es estar ahí.
    Y bueno, ya sabes;
    Siempre hay quien te aporte su luz y su guía.... Tú mismo.
    Lo escribí hace unos días, en Luz.

    ResponderEliminar

Tu opinión me interesa. Es tuya.