sábado, 31 de marzo de 2012

Hombres

Abrió la puerta abruptamente. 

Quiero un hombre, joder, un hombre con una buena polla al que le guste follar, por Dios, ¿tan difícil es eso? Estoy harta de mindunguis y tiquismiquis, cuidado, no te subas, ahora no, es que es tarde, estoy cansado... pero ¿qué pasa con los hombres? ¡Joder! 

Ella era así, irrumpía en tu vida como un vendaval, electrones eclosionando a su paso a la búsqueda de un positrón. 

Voy a tener que buscar un buen chico de 25 con la palabra sexo tatuada en la frente, de ésos que se hacen pajas a todas horas, de ésos que están empalmados todo el rato. 

Eso ya no pasa a los 25, ¡cómo no busques de 15 a 20! 

¿Qué me dices? ¿Pero qué les pasa a los hombres? 

Ellos son felices con sus cervezas, sus amigotes, sus pachangas de fútbol y sus porros. O más tarde con sus artefactos tecnológicos (disputan por quien tiene el último iphone o la última tableta o la última TV de plasma o lo que sea que haya que tener), sus whiskys y su hierba (o no). 

¿Pero por qué esta desidia? ¿Por qué?

Siempre hubo hombres así, la conquista forma parte del imaginario masculino, pero después les da una pereza enooooorme. Ellos se imaginan que seducen a una tía buena, a una maciza, o a una mamita que les diga mi amol, mi papi, pero no se molestan en absoluto en lograrlo. Lo ven como algo imposible, y por tanto lo relegan al sueño, así no se enfrentan al rechazo o al fracaso; soñar es gratis y menos cansado. ¿Sabes que a Rita uno le dijo que si quería sexo que se la chupase, que él estaba cansado para follar y que además se sudaba mucho? Así te lo digo, ¡el muchacho tenía pereza de echar un polvo!, una mamadita era a lo más que llegaba ¡y a ella que la parta un rayo! 

Prefieren soñar con polvos inexistentes a echárselos a la mujer. 

Son unos fantasmas. Los ves en corrillo en la barra diciendo yo a ésa..., ¡uy!, a ésa la ponía del revés, ¡uy! a aquella le comía todo. Y es mentira. Nunca harán nada de eso, es charla de fanfarrones en barra de bar. Más de uno ha escapado por piernas cuando la tipa a la que miraba se le ha enfrentado y ha dicho aquí estoy

No sé de qué tienen miedo. 

De decepcionar, como todo el mundo. 

Pero nosotras llevamos siglos siendo examinadas antes, en y después de la cama. Generaciones enteras de mujeres temiendo que al ver sus senos desnudos éstos fueran pequeños o demasiado grandes, o caídos o separados, o con areolas grandes u oscuras o con pezones invertidos. Miedo a tener un culo grande o pequeño, o al vientre hundido o fofo; o a la celulitis y las estrías; o a ser huesuda y no tener carnes; espanto a tener demasiado vello en las piernas o a tenerlo allí abajo ralo; miedo al aliento poco fresco, miedo a las ojeras, a los dientes poco blancos; por dios, miedo a respirar si no teníamos la aprobación de nuestro macho. Y ahora ellos tienen recelo a echar un polvo gozoso, alegre y desenfadado con una mujer, por dios, ¡es inadmisible! 

Así están las cosas. Hablan mucho de sexo, pero ganas pocas, o ganas con seres fantásticos, con imágenes llenas de photoshop, o con jovencitas a las que la edad no ha maculado con su deterioro y a las que no tienen acceso. 

Yo creo que el problema es la polla. Tienen una mala relación con su polla. Les parecen pequeñas o delgadas o flojas o desobedientes.

Ellos se lo han buscado con tanto porno. ¿No querían excitación porno? Pues ahora que no se acomplejen con el tamaño. 

Es que esas pollas.... 

Ja ja ja, sí, qué pollas... ¿pero a que tú no necesitas una así para echar un polvo? 
By R. Mapplethorpe

Claro que no, yo lo que quiero son risas, juego, ansia, empuje, que me aprieten, que me deseen, que me espachurren, que me abracen, que me sienta marear, que me coman el coño, que me hagan vibrar... ¿Pero por qué les cuesta? Hacen que todo parezca complicado, incluso sórdido y hasta triste, tía, que uno casi me llora porque aquello no iba y no iba. Y yo le decía que daba igual, que me tocara, que me lamiera, pero nada, para él el sexo era algo sacrosanto, parecía que oficiábamos una misa de réquiem aggggg 

Tranqui, seguro que acabas encontrando la horma de tu zapato. 

No, no lo creo, porque... ¿sabes? este ímpetu mío, este deseo, igual también se agota. ¿Acaso piensas que va a perdurar este afán? Temo el día en que las hormonas no me respondan, por eso no entiendo esta apatía juvenil, ¿cuándo va a ser mejor época que ahora? 

Ah, por eso no te preocupes, la idea nunca muere; la persona que ha sido sexual mantiene el deseo. Por eso hay hombres tan activos a los sesenta. Pero el que ha sido un flauta a los treinta, es un colgajo a los sesenta. Pero disimulan. ¿Tú has escuchado a una mujer de cincuenta quejarse de que a su marido ya no se le pone dura? ¡Jamás lo dirán! Unas por respeto al compañero, no digo yo que no, pero otras porque admitir eso es para ellas como confesar que ya no son sexys, como si el deseo de él sólo dependiese del atractivo de ella. ¡Eso es lo que los hombres nos han hecho creer siempre! Y el deseo está en nuestra propia cabeza. Lo otro es pura espoleta de ese deseo, es como un estímulo, nada más. Por eso, esos hombres que dicen que no tienen una erección porque su compañera no es suficientemente atractiva, mienten. Han perdido la conexión entre la cabeza y su pene. 

Las únicas que admitimos que nuestro hombre es apático en la cama somos las solteras. ¿O tú has escuchado quejarse a una mujer casada aún joven de eso? Y las hay, vaya si las hay, que es cierto que tienen cara de amargadas. Pero jamás admitirán eso, porque se supone que están casadas y son felices.

 Y comen perdices, ¡no te jode! 

¿Y qué hago yo ahora con este ansia? 

Hazte enviar una caja . 

¿Otra?

20 comentarios:

  1. pringaillo31/3/12 10:57

    Juas! Unos tanto y otros tan poco. A mi me encanta el sexo pero salvo que pagues, para un soltero no es tan sencillo. Aqui follas cuando puedes y no cuando quieres. Y el dia que pillas lo aprovechas como si fuera el ultimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me plantea una cuestión que dará para otro post. ¿Por qué hay miles de hombres muy sexuales que se emparejan con mujeres para las que el sexo es mera arma? ¿Y por qué hombres poco interesados en el sexo engatusan y mienten para conseguir a la hembra voraz? ¿Por qué se forman parejas tan dispares y tan frustradas a la larga (o a la corta? ¿Piensan que se les pegará como una segunda piel la pasión que no experimentan ni quieren dar? ¿Sufren por ello? ¿Por qué hacen sufrir al compañero/a?

      Y pringaíllo, ¡qué suerte para quien te sienta como si fuera el último! ¡Te debes esmerar! :)

      Y pecando de indiscreción, deberías cambiarte el alias, pringaíllo por estos lares es un pobre desgraciado. Y tú no piensas que lo seas. Claro que si te rebautizas, ¿cómo sabré que eres tú?

      Eliminar
  2. pringaillo31/3/12 14:50

    Supongo que el típico guaperas estará tan acostumbrado a que las tias se derritan nada mas verlo y a acostarse con las que le apetece que por que esforzarse? Van a lo suyo y a otra cosa mariposa y con el tiempo les resultara hasta aburrido y poco estimulante. Otros, por inalcanzables, se resignan y renuncia al sexo. Resulta que cuanto menos piensas en ello menos te apetece hacerlo, en un mecanismo que se retroalimenta. Yo por mi parte no considero que sea feo, ni que este poco dotado, ni que sea incapaz de proporcionar placer. Sin embargo una chica solo puede inferir esto de forma in directa... y no me se vender... digamos que me falta agresividad. Eso si, cuando alguna accede a encamarse conmigo creo que no se arrepiente. Uno tiene la estupida idea de que si se lo hace pasar bien querrá repetir y a lo peor se lo contara a sus amigas insatisfechas y estas harán cola en mi puerta jijiji. En cuanto al mote... empezó hace tiempo como blog y un intento de catarsis fallera que me salió mal. De aquello solo quedan el nombre y los damnificados.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón en lo que dices, menos en la idea de que las chicas recomiendan un buen amante a sus amigas ja ja ja, eso es muy peliculero ja ja ja.

    Las catarsis nunca salen mal del todo, aún cuando creamos que sí. Sólo con pensar eso ya es catártico hummmm.

    ResponderEliminar
  4. pringaillo1/4/12 1:25

    jajaja ya se que es muy peliculero pero de fantasía tambien se vive. Se que entre vosotras habláis pero la verdad es que para que una chica te presente a sus amigas lo llevas claro. Mis dos escusas favoritas son: "es que solo tengo amigos" o la de "es que todas mis amigas estan ocupadas". Lo cual me hace pensar que o bien me quieren solo para ellas o bien son como el perro del hortelano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás, un amigo se recomienda; un amante, no. Un amigo se recomienda si crees que es el adecuado para una amiga; un amante, si no es adecuado, vamos, para qué.
      Si es un amante que ya no "usas" tampoco te gusta verlo con una amiga, por las comparaciones y eso.
      Yo he compartido rollo con una amiga. Ninguna sabíamos que nos habíamos liado con el mismo en distintas épocas de nuestra vida. Nos echamos unas risas cuando descubrimos que a los dos nos decía exactamente lo mismo ja ja ja
      En fin, pringaíllo, como todo es esta vida, es cuestión de perseverancia y buen humor. Que cinco dicen que no, pues ya habrá una sexta que siga SÍ.

      Eliminar
  5. pringaillo2/4/12 21:34

    por cierto, me gusta la foto :-)

    ResponderEliminar
  6. yo lo que quiero son risas, juego, ansia, empuje, que me aprieten, que me deseen, que me espachurren, que me abracen, que me sienta marear, que me coman el... Toma! Y yo!
    Si es que casi siempre, Dios le da pan a quién no tiene dientes

    Y jugar, apretar, abrazar, besar, lamer, empujar... (desear ya deseo, de más, hasta creo que la deseada no se merece mi deseo, por despreciarlo una y otra vez)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, Vlixes, si la deseada no quiere tus requiebros ni deseos, no te esmeres más, canaliza tu energía y tu deseo hacia otras miras. No pierdas el tiempo. La nave va, momento vivere y que a ella le baile la cuerda otro, o que se ahorque con ella. Gira tu cabeza, seguro que hay alguna que te mira y ya desespera :)

      Eliminar
  7. Te sigo desde que te conocí, me gusta como escribes, y tus comentarios en otros blogs te lo he dicho ya, y por eso cometo aquí, pero...
    Quisiera hacerte una sugerencia:
    ¿Por qué no quitas los caracteres esos raros que hay que reeproducir para poder comentar?
    Son una lata, a veces pore eso he perdido lo escrito.
    Dificultan y desaniman a escribir, y quizá eviten que más gente comente (Y no creo que haya tantos robots fastidiando por ahí)
    Un abrazo. Vlixes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No me digas que reproducir las letras es dificultoso? Nunca nadie se ha quejado. A mí me lo piden en todos y nunca he perdido nada. Quizás, si eres tan precavido, debes copiar el texto antes de introducir las letras si temes perderlo :/
      De todos modos, me lo pensaré, pero ya ves que ni siquiera modero los mensajes!!!

      Eliminar
  8. Razón no te falta con muchos chicos que hay por ahí, pero tal vez no hayas caído que aquellas que topan con un hombre que le hace levitar de placer difícilmente lo suelten, por lo que uno menos en el mercado, y qué queda, pues lo que describes, ni más ni menos. Divertidísima tu descripción =DD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se sueltan ellos... que en el jardín de enfrente las flores parecen más grandes. (Y el vecino de enfrente se muere por las de tu jardín, así está el panorama...)

      Eliminar
    2. ¡Jeje! Los que picotean de flor en flor son difíciles de cazar ;)

      Eliminar
    3. No te confundas, sólo nos interesa un mero alquiler je je

      Eliminar
  9. Hola, acabo de ver esta entrada.

    Es curioso porque mi punto de vista (y el de algunos que te han contestado) es totalmente opuesto.
    Lo planteas como si muchas mujeres estuvieran deseando tener sexo sin más, y los hombres pasaran de dárselo por pereza.

    Lo que yo veo (y es universalmente reconocido) es que mucho tíos están locos por remojar el churro donde puedan, y la mayoría de las mujeres buscan emociones y sentimientos, incluso para un miserable polvo en el asiento trasero de un Seat Ibiza.

    Si en algún momento me ha dado pereza algo, no ha sido el acto sexual en sí, sino pasarme cuatro horas superando un cásting de príncipe azul para una relación que por diversas razones ambos sabíamos que iba a ser de una noche nada más.

    Una cosa es estar pasando un buen rato, riendote, divirtiendote, contando anecdotas para finalmente acabar la noche echando un fantastico polvo (cosa que afortunadamente tambien me ha ocurrido en algunas ocasiones), y otra muy diferente es que te estén poniendo constantemente a prueba con preguntas trampa y comidas de cabeza. Esto sí que da pereza y te hace huir a tomarte cañas con los colegas, que son más divertidos.

    Por último, no sé como será en tu entorno, pero en el mío conozco muchas más chicas que muriendose de ganas de echar un polvo no lo harán por miedo a la opinión de los demás, que tíos que dejen de hacerlo por pereza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que aún no has catado a las de treinta. Ya están de vuelta de romanticadas, ya se han enamorado y desenamorado, ya saben lo que son tristes polvos conyugales (o de novios) rutinarios. Lo que quieren ahora es pasión, ya no temen despeinarse ni romperse las uñas; ya no están sólo pendientes del deseo de él, ya no temen a los comentarios de las chiquillas que se llaman frescas unas a otras (con envidia de no tener valor; esas mujeres quieren arañar espaldas, sentir fogonazos y seguir con sus vidas. Mis amigas son todas verdaderas leonas. Y ellos, unos acojonados.

      Eliminar
    2. Pues precisamente a esa edad me refería. Son las que tienen más contradicciones, comidas de cabeza, dudas sobre su físico y sobre los intereses del "pretendiente", así como dudas sobre lo que buscan ellas realmente precisamente por sus experiencias anteriores. Es un "sí pero no" constante, y luego te echan en cara que no hayas sabido interpretar su "no pero sí".

      A las que tu te refieres tambien conozco unas cuantas. Suelen ser mujeres casadas o en una relación larga que desean arañar espaldas para salir de su rutina pero sin perder la estabilidad que esta les proporciona.
      Y yo soy uno de los acojonados a los que por culpa de la educación moral que ha recibido, y aún sabiendo que no es problema suyo, prefiere no ser el que se está calzando la mujer de alguien.

      Hoy en día las de 22 a 28 buscan divertirse, que ya tendrán tiempo de meterse en relaciones largas. Las cosas está cambiando.
      De igual manera, cada vez es más frecuente que chicas de 30 para arriba busquen veinteañeros para momentos de pasión. Incluso a veces para batir un record entre amigas. El otro día sin ir más lejos asistí a un duelo de esos:
      Chica "ayer superé tu record del de 20 con uno de 19"
      Amiga "guarra, tengo que superarte"

      Por mi parte, una de 19.... buffff, que pereza ;)

      Eliminar
    3. Estoy empezando a pensar que mi círculo somos la excepción, porque no me reconozco en nada de lo que dices. Nada de sí pero no. Y nada de conformarse con la estabilidad. ¿Qué es estable en esta vida? Cada vez menos.
      En fin... cada uno cuenta la feria según le va en ella.
      Chao!

      Eliminar

Tu opinión me interesa. Es tuya.